Pagaré sin recursos: qué es y qué ventajas tiene

El descuento de pagaré es un proceso por el cual una persona puede acceder a los pagos adeudados por sus clientes de una manera casi instantánea. De esta forma, es una aplicación que está enfocada a que la empresa de esa persona tenga la suficiente liquidez como para desempeñar sin mayor inconveniente sus actividades diarias sin la necesidad de tener que estar esperando a que lleguen las fechas del vencimiento del pagaré. Dentro de todo esto se encuentra lo que se conoce como el pagaré sin recursos, del cual les hablaremos en esta oportunidad para que tengan una idea más precisa acerca de lo que involucra todo esto.

¿En qué consiste el pagaré sin recursos?

Si bien es verdad que una buena parte de los empresarios y dueños de negocios conocen a detalle lo que es un pagaré, es importante recordar que este es un documento mercantil que se puede establecer como una promesa de pago reflejada en un documento. Tal como sucede con los servicios que se consumen y que pueden ser pagados con un cheque, los pagarés pueden ser atendidos de inmediato y además utiliza un formato similar al de los cheques solo que con una fecha de vencimiento posterior. En otras palabras, lo que se hace es diferir el momento de la entrada del dinero al negocio.

Con frecuencia no será posible decidir el modo en el que se quiere recibir el pago ya que esto vendrá impuesto por el cliente y ciertamente se establece con respecto a su propio flujo monetario. La mejor opción en muchos casos es que si no se acepta el medio de pago que el cliente propone, entonces no se lleven a cabo las diferentes ventas. Esto significa que con el descuento de pagarés es posible minimizar el impacto negativo de este aplazamiento. En consecuencia se puede acudir a diferentes entidades con la intención de llevar a cabo esta operación.

Una vez que esta haya sido aceptada, un proceso que normalmente es rápido, en función del tipo de entidad donde se haya realizado la operación. Por lo general no se va a requerir más que de presentar el pagaré, así como las facturas relacionadas. Ahora bien, es importante mencionar que este adelantamiento de dinero tendrá unos costes que estarán en función del tipo de descuento que se aplique, así como de las posibles comisiones. A pesar de esta desventaja, no hay comparación con el costo de solicitar otras medidas que permitan conseguir la liquidez que se requiere, toda vez que tratándose de tiempo y dinero, una línea crediticia o préstamos, sería un camino mucho más caro e incluso puede estar muy lejos de ajustarse a los plazos que la operación de la empresa necesita actualmente.

Es aquí que mediante todas estas operaciones las empresas pueden adquirir la liquidez que tanto necesitan y para el caso en el que se opta por el modo de descuento de pagaré sin recurso minimizando al máximo el riesgo por una cuestión de impagos.

También hay que decir que si las diferentes entidades ofrecen descuentos con recursos, el riesgo de que se presente una situación de impago tiene que ser asumida por la propia empresa.

Por ello, el riesgo general de pago por un pagaré tiene que ser tomado en cuenta sea cual sea la modalidad de cobro que se haya escogido. Esto es porque no únicamente la empresa se enfrenta a la propia deuda por cuestión del impago, sino que además por las comisiones que se generan por un impago de un pagaré con descuento del que la empresa responde y que ha sido impagado, llegando al punto de representar una cantidad lo suficientemente importante.

En estos casos un pagaré sin recursos viene a ser una solución más conveniente, aunque también es importante valorar todas las condiciones asociadas ya que como se sabe, todo tiene su precio y por supuesto la operación de trasladar el riesgo de un impago tiene el suyo.

Ventajas del pagaré sin recursos

Cuando se consigue un pagaré sin recursos, las personas no reciben ningún impagado en sus cuentas, lo que se refleja en una infinidad de ventajas tanto para la persona como para su empresa. Por ejemplo, sí el pagaré sin recursos no es atendido a su vencimiento, el cliente no se ve afectado por esta situación de impago, ya que la empresa de servicios financieros es la que se encarga de asumir el impagado. No solo eso, el cliente escoge, uno por uno, los pagarés a descontar en lugar de tener que relacionar toda la facturación tal y como usualmente exigen las compañías aseguradoras, lo que a su vez se traduce en una importante disminución de costos.

Aunado a esto, un pagaré sin recursos también mejora los ratios del balance en las empresas ya que de forma contable se disminuye el saldo de cliente y en consecuencia también se ven reducidos los plazos de cobro.

¿Qué es el descuento de pagarés?

Ya sabemos que un pagaré es un documento en el que se establece la promesa de una persona para pagar a otra persona una cantidad determinada de dinero en un plazo estipulado. También sabemos que existen diferentes tipos de pagarés, cada uno de los cuales se utiliza en diferentes condiciones y ocasiones. En este caso en particular les queremos hablar sobre el descuento de pagarés, sus ventajas y desventajas, así como sus principales características con la intención de saber si conviene o no utilizarlo.

¿En qué consiste un descuento de pagarés?

Para entender en qué consiste un descuento de pagarés primero hay que saber que con frecuencia, la persona que transmite el pagaré requiere de liquidez y por lo tanto tiene la posibilidad de vender dicho pagaré antes de que llegue el plazo de vencimiento. Es así como se presenta el descuento de pagarés, es decir, se trata de una acción que no representa más que la venta del pagaré en una fecha anterior a su vencimiento.

En la actualidad es bastante común que bancos y otras entidades financieras, así como empresas crediticias ofrezcan sus servicios de descuento de pagarés debido precisamente a lo popular que se ha vuelto este procedimiento en los años recientes. De hecho es bien sabido que las pequeñas y las medianas empresas, así como los autónomos, recurran a este servicio ya que usualmente tienen sumas reducidas de liquidez, además de las dificultades que experimentan para acceder a un crédito. En otras palabras, todas estas empresas recurren al descuento de pagaré con la intención de conseguir una liquidez a un menor costo.

¿Qué ventajas y desventajas tiene el descuento de pagarés?

Hablemos ahora acerca de las ventajas y desventajas del descuento de pagarés tanto para las personas como para las empresas. Primero debemos decir que la ventaja principal por la que se lleva a cabo un descuento de pagarés tiene que ver con que el tomador del pagaré requiere de liquidez y por lo tanto lo vende antes de que llegue su fecha de vencimiento de tal manera que adelanta el cobro del mismo y obtiene más rápido el dinero.

La desventaja de esto es que adelantar el cobro tiene un coste y por consecuencia el margen de beneficio de la empresa que adelante el cobro bajará. La empresa que se encarga de descontar el pagaré se queda con una parte del importe debido a que normalmente las empresas compradora del pagaré lo comprará por un precio inferior al que inicialmente estaba estipulado o en su caso se le cobrará al tomador una cantidad por llevar a cabo el servicio.

Por otra parte, el descuento de pagarés es básicamente lo que acabamos de mencionar, es decir, que las empresas pueden comprar un pagaré a un precio por debajo de su valor original, todo ello con la intención de cobrar a la fecha de vencimiento la cantidad de dinero establecida en el pagaré. Sin embargo, también hay desventajas del descuento de pagarés ya que las empresas corren el riesgo de que la persona que transmite el pagaré no abone la cantidad de dinero especificada llegado el momento de su vencimiento.

¿Qué se requiere para hacer el descuento de pagarés?

Para hacer un descuento de pagarés por lo general únicamente se requiere de la factura y el pagaré ante el banco o la entidad financiera que será la encargada de realizar la acción de descuento. Una vez que esto se lleva a cabo mediante acuerdo legal, se realiza el pago del descuento correspondiente al pagaré. En otras palabras todo esto proceso es bastante rápido y sencillo, además que resulta muy económico en comparación con la concesión de un crédito.

También hay que decir que desde hace varios años los pagarés se han convertido en una de las más populares formas de pago debido a que es cómodo y simple de realizar y por supuesto de conseguir la liquidez necesaria. No solo eso, el descuento de pagarés también se destaca por ser un proceso muy seguro, por lo que tanto personas como empresas, tienden a utilizarlo con frecuencia.

Otra de las características relevantes de un descuento de pagarés es que con algunas empresas no se sufre de impago en las cuentas ya que las gestiones de reclamación son efectuadas por el propio departamento jurídico de la entidad. Por ello las personas no tienen que preocuparse por las devoluciones, además que la empresa no se detiene y de hecho puede mantener operaciones de negociación ante las entidades bancarias e incluso al momento de negociar nuevos productos todo ello porque los pagarés no incrementan su riesgo bancario.

Por ello, el descuento de pagarés es muchas veces la mejor opción para conseguir la liquidez que la empresa necesita de tal manera que su actividad productiva no sea vea afectada y sea capaz de descontar los pagarés que necesite sin ningún tipo de inconveniente.