negociar pagares

¿Qué significa negociar pagarés?

A grandes rasgos, negociar pagarés significa obtener dinero antes del vencimiento, por lo que generalmente estas son negociaciones que se realizan con las entidades bancarias. Es importante que antes de dar inicio a este tipo de negociaciones de pagarés, la persona investigue todo acerca del tipo de interés que está especificando la entidad, así como todas las diferentes líneas de descuento que está ofreciendo, así como si permite o la negociación de pagaré en función de la calidad de este documento.

Negociar pagarés

Es importante saber que al negociar con la entidad bancaria o la empresa crediticia, todo el proceso en realidad puedes ser bastante complicado. La razón de que esto sea así es que se tiene que llevar a cabo todo un estudio detallado con respecto a la documentación que se requiere, incluso si esa persona ya es de hecho un cliente del banco. Por ello es necesario tener bien claro todos los aspectos más relevantes de esta negociación para que llegado el momento, la persona tenga en cuenta el tipo de pagaré que lleva, es decir, si se trata de un pagaré a la orden o un pagaré no a la orden o si se trata de un pagaré endosable, bancario o comercial.

También si es que existen gastos de apertura y gastos de contratación a los que el cliente tiene que hacer frente una vez que le hayan aprobado el descuento en la entidad bancaria o en la empresa crediticia. Si hablamos acerca de la negociación de pagarés no a la orden, debemos saber que este es el primer inconveniente que la persona puede experimentar cuando acuda al banco.

Esto es porque los pagarés no a la orden se pueden descontar, así como negociar, sin embargo en ambos casos se tienen algunas limitantes que usualmente solo el banco conoce. Por ejemplo, en caso de que el deudor es una persona que no cuenta con una solvencia económica o que no paga cuando la fecha de vencimiento llega, entonces el banco tiene todo el derecho de reclamar el importe total a dicha persona que está transmitiendo el pagaré.

Esto es así debido a que los pagarés no a la orden no son endosables; es decir, la cláusula de endoso significa que el pagaré no puede ser transmisible sino únicamente con los efectos de una sesión ordinaria, tal como ha quedado establecido en el artículo 14 de la ley Cambiaria y del cheque 19/1985, del 16 de julio. Por esta razón es importante tomar en cuenta algunas recomendaciones con respecto a la negociación con pagarés.

Recomendaciones en la negociación de pagarés

Se recomienda que, cuando se de inicio con la negociación de un pagaré, se compruebe toda la información que el banco proporcione. Además de esto es fundamental tener en cuenta los intereses, así como la comisión que cobra la entidad por concepto de la operación. En este punto es importante no olvidar que el banco está anticipando el importe del crédito que se tiene como deudor antes de su vencimiento, por lo tanto el banco tiene que obtener algo a cambio, sin que eso signifique que su porcentaje sea muy abusivo.

También es muy importante saber que el banco cobre un Impuesto sobre Transmisiones Patrimoniales y Actos Jurídicos Documentados, así como por la modalidad de documentos mercantiles y por la propia negociación del descuento, a excepción que se trata de pagarés no a la orden, los cuales no están sujetos a la AJD. Igualmente es muy recomendable almacenar el documento con el sello del depósito del pagaré, en caso de que se presenta algún tipo de problema con el crédito.

Otra cosa que vale la pena mencionar es que en ocasiones los bancos le piden al cliente quedarse con el pagaré original, de tal manera que las personas se encuentran con la duda de si deben dejarles el pagaré original o solamente una fotocopia. Ellos piensan que si su cliente no hace el pago, al final es a la persona que negocia a quien terminan cobrándole el importe. A este respecto conviene aclarar que este procedimiento es habitual en la mayoría de las entidades bancarias debido a que a la persona se le entrega el dinero en ese preciso momento.

Los bancos entonces se amparan en sus derechos de cobro cuando el día del vencimiento del pagaré llegue finalmente. Ahora bien, esto es muy diferente a cuando en el contrato se haya estipulado que el descuento de pagaré se hace sin recurso, es decir, que en el caso de que el cliente no pague, ese dinero se lo pueden exigir al descontatario, que obviamente viene siendo la persona que está intentando negociar el pagaré. En otras palabras, una vez que la negociación de pagarés llega a su fin, es el banco quien tiene todos los derechos de crédito de tal manera que ellos van a ejecutar el cobro de cualquier forma posible.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *